lunes, 3 de noviembre de 2014

OBSOLESCENCIA



La obsolescencia es la cualidad de lo obsolescente, y esto último hace referencia a las cosas, sin distinción entre objetos o humanos que se vuelven obsoletos o caen en el desuso. Los segundos por las ideas, costumbres, tradiciones; los primeros porque dejan de funcionar, son sustituidos por otros más eficientes o porque han sido programados para que se estropeen irremediablemente.
Aunque las máquinas y los chanchullos tecnológicos de los fabricantes para que nos gastemos la pasta es algo muy preocupante, y que podemos considerar una refinada estafa, no es por lo que escribo el post. Si, has acertado, es por las personas.
Ahora toca  ponerse a pensar qué partes de nosotros están programadas para la obsolescencia (ésto es fácil a nivel genético), y cuáles son factibles de mejorar sin importar la influencia de los genes en el proceso. 




4 comentarios:

  1. Hay que pasar el corrector, quedará mejor

    ResponderEliminar
  2. Disculpe, pero tiene pinta de ser perroflauta y mis gustos personales se inclinan más por mujeres del tipo María Dolores De Cospedal o Soraya Sainz de Santamaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esas personas que me habla..., ya tal

      Eliminar